Virechana: Desintoxicar cuerpo y alma

enero 10, 2018

Equilibrar nuestra energía a través de un tratamiento de desintoxicación mejora el funcionamiento de nuestro organismo y la calidad de vida.

Nacida hace 5.000 años, y hoy reconocida por la Organización Mundial de la Salud, el Ayurveda es la medicina tradicional y ancestral de la India, cuyo objetivo es equilibrar -de forma natural- y fortalecer las capacidades auto-curativas de nuestro cuerpo.

Sus amplios tratamientos cubren todos los aspectos necesarios para armonizar todos los niveles fisiológicos y psicológicos de nuestro organismo, compuesto de tres biotipos fundamentales, conocidos como principios metabólicos o Doshas. Estos Doshas, llamados Vata, Pitta y Kapha, son quienes rigen todas las funciones psicológicas, fisiológicas y fisiopatológicas de la mente, el cuerpo y la conciencia de cada ser, e identificarse con un Dosha principal caracterizará su personalidad.

¿Pero qué sucede si estos biotipos, o energías, se desequilibran? Las consecuencias se reflejan en el malestar de nuestro cuerpo. Por eso, y en base a tratamientos personalizados, el terapeuta ayurveda identificará cuál Dosha es el causante de la inestabilidad, con el fin de establecer el procedimiento ideal a seguir.

Adiós a las toxinas

Uno de los reconocidos métodos ayurvédicos es el llamado Panchakarma, una técnica de desintoxicación milenaria cuyo fin específicamente consiste en armonizar y calmar el sistema nervioso y hormonal; purificar el cuerpo, la mente y las emociones, mejorar las defensas inmunitarias y revitalizar la energía, depurando y eliminando toxinas.

¿Cómo llegan a nuestro cuerpo esas toxinas?

En Ayurveda, se denominan “ama” y son los productos que desecha nuestro metabolismo.

Sin embargo, cuando la inestabilidad nos invade, física y mentalmente, las toxinas se acumulan en el cuerpo, pasan a la sangre y afligen nuestro organismo.

Síntomas

Los síntomas pueden traducirse en acidez de estómago, fatiga crónica, dolores de cabeza o en articulaciones, estreñimiento, frecuentes resfriados, problemas de sueño, y demás. Lo peor es que si no estamos atentos a esta serie de síntomas, con el tiempo pueden llegar a empeorar.

Para depurar nuestro organismo, el Panchakarma se conforma de cinco acciones: Nasya, Basti, Virechana, Vamana y Rakta Moksha, caracterizadas por ser distintas entre sí, cuya aplicación puede realizarse de forma separada o en conjunto, según lo determine el estado del paciente y su terapeuta, pero siempre trabajando de forma integral con el cuerpo, la mente y el espíritu.

Virechana para calmar los males

Muchas veces, las molestias relacionadas a la digestión, el metabolismo y el procesamiento de los alimentos, son los que más nos aquejan en esta vida moderna.

El estrés, las angustias, depresiones, o simplemente el comer apurado, no sanamente, o fuera de horario, contribuyen con estos malestares, padecidos en forma de gastritis, fiebre crónica, dolores abdominales, problemas gastrointestinales, trastornos de la piel, estreñimiento o indigestión.

Para el Ayurveda, el desequilibrio del Dosha denominado Pitta, sería el causante de estos males; y para contrarrestarlos recomienda una terapia de purificación, denominada Virechana.

Este tratamiento se aplica luego de la fase Vamana, del Panchakarma; sin embargo –según lo dictamine el médico ayurveda- se podrá administrar directamente.

Su fin será eliminar las toxinas de Pitta, acumuladas en el hígado y la vesícula biliar, con el objetivo de limpiar el tracto gastro-intestinal.

Básicamente, esta terapia es de purgación; así que la aplicación de laxantes por vía oral es el procedimiento más utilizado. Estos laxantes pueden estar compuestos de varias hierbas, frutas desecadas, salvado de trigo, cáscara de semilla de lino, raíz de diente de león, semillas de psyllium, leche de vaca , sal, aceite de ricino, y jugos frutales.

El resultado vale la pena, y más si se trata de terapias milenarias, que nos ayudan a reconocer nuestra naturaleza para vivir en consonancia con nuestro ser, reflejadas en las necesidades de nuestro cuerpo.

Beneficios del Virechana

Este tratamiento elimina las toxinas acumuladas en el hígado y la vesícula biliar, y limpia el tracto gastro-intestinal, actuando contra la gastritis, los dolores abdominales, los problemas gastrointestinales, la fiebre crónica, los trastornos de la piel y el estreñimiento.

Además, estabiliza y fortalece el poder de la digestión, por eso esta terapia también puede administrarse a personas sanas, con el fin de preservar la salud.