Mascarillas caseras para el rostro

octubre 4, 2017

Estas recetas son un regalo para tu piel, ya que limpian el cutis, cierran los poros, la estimulan, la equilibran, la reafirman y le devuelven su tersura.

Es cuidado de la piel es uno de los más trabajosos para las mujeres. Dedicando un poco de tiempo a la preparación y aplicación de mascarillas caseras obtendremos muchos beneficios: suavizar las ojeras, eliminar la expresión de fatiga o darle vida a nuestra piel.

Consejos de preparación y aplicado:

-Para que las mascarillas caseras puedan ejercer sobre tu piel su efecto benéfico, previamente utiliza la leche o crema de limpieza habitual. Limpia profundamente la epidermis, retira cuidadosamente con un algodón y luego aplica el tónico.

-Así, con la piel bien limpia, extiende la mascarilla casera sobre tu cara y cuello con la ayuda de un pincel grueso o cepillo de cerdas blandas.

-Aplicar siempre con movimientos ascendentes, de abajo hacia arriba y después del centro de la cara hacia los laterales.

-En el cuello, la dirección es desde el centro hacia las orejas. No aplicar las mascarillas caseras ni en los ojos, ni en las orejas, ni en los labios.

-Dejar actuar durante 20 a 30 minutos y retirar con una esponja muy suave mojada en agua tibia, sin friccionar, hasta que la cara quede completamente limpia.

-Aprovecha este momento ideal de tu piel para aplicar luego una crema nutritiva, una crema reafirmante o la hidratante que acostumbres.

Cuatro consideraciones a tener en cuenta:

-Ojos y boca: Mientras actúa la mascarilla, puedes aprovechar el tiempo para las zonas donde no ha sido extendida. En los ojos, aplícate unas gotas de colirio y dos rodajas de papa, que son antiinflamatorias y en los labios un cremoso brillo protector y la crema humectante que utilizas habitualmente.

-Pieles secas: El aceite de almendras es nutritivo y suavizante para pieles secas. Puedes incorporar un poco en cualquiera de las mascarillas caseras, aunque no figure en la fórmula, pues ayudará a combatir la sequedad de la piel.

-Mascarilla casera de emergencia: si no hay nada en casa para preparar una, corta rodajas de pepino y aplícatelas sobre la cara durante 10 minutos, para recuperar el fresco brillo de tu piel.

– Mascarilla nocturna: Las mascarillas nutritivas o hidratantes es más convenientes aplicarlas por la noche, antes de ir a dormir, para que sus efectos revitalizadores se prolonguen durante las horas de sueño.