Los alimentos crudiveganos

febrero 6, 2018

En la alimentación viva tradicional se consumen:

  • Hortalizas y frutas frescas de estación (ecológicas).
  • Frutas secas activadas (previamente hidratadas con agua pura para activar sus enzimas y nutrientes).
  • Semillas, cereales y leguminosas germinadas o brotadas.
  • Hongos.
  • Algas marinas.
  • Aceites vegetales puros (de primera presión a frío).
  • Variedades de condimentos y especias.

En todos los casos se utilizan ingredientes orgánicos, garantizando así la máxima pureza de los alimentos, sin ningún tipo de fertilizante, transgénico o sustancia química que puedan haber sido incorporadas al alimento para su producción masiva.

LAS TÉCNICAS

Activación

Los frutos secos, las semillas y los granos necesitan ser activados para que liberen sus nutrientes. Para eso hay que dejarlos reposar en agua tibia, sin exponerlos mucho a la luz ni al calor, entre ocho a doce horas. En el caso de ciertas verduras, como las papas, el choclo o las berenjenas, no requieren activación, pero sí eliminar su almidón, de lo contrario provocan indigestión. Hay que rallarlos y dejarlos remojar en agua tibia algunas horas. Las frutas se deben comer frescas y no requieren proceso alguno.

Germinación

Los alimentos germinados pueden utilizarse en todo tipo de preparaciones, incluso en jugos desintoxicantes. Para ello, se necesitan frascos de vidrio, gasas limpias, banditas elásticas, bandejas plásticas, así como cuidar muchísimo la higiene de los utensilios y de los espacios donde se realizará.

Deshidratación

En la comida viva se pueden realizar alimentos crocantes a través de la deshidratación, como panes, galletas, bases para tartas, entre otros. Si bien existen deshidratadores eléctricos, también se puede hacerlo con el sol o con el horno convencional, precalentándolo, apagándolo y colocando en el interior el alimento a deshidratar, sin superar los 43 ºC.

Lácteos vegetales

En el Raw Food se sustituyen los lácteos de origen animal por leches y quesos realizados con frutas secas y semillas oleaginosas. Además, con ellos se pueden realizar todo tipo de preparaciones: licuados, postres, mousses, cremas, patés.

La conservación

Los alimentos ya preparados no pueden exponerse demasiado tiempo al aire y la temperatura ambiente, y mucho menos si es un alimento entibiado como sopas, ensaladas, cazuelas, en las que se han cortado o licuado los vegetales, que comienzan a oxidarse. No hay mucho riesgo en los deshidratados, siempre y cuando hayan sido realizados correctamente. Tampoco con las leches y quesos vegetales, que se pueden conservar en la heladera por 3 ó 4 días.

COCINA RAW FOOD

CÓMO PREPARAR LECHE DE FRUTAS SECAS

Para elaborarla, se recomiendan las almendras y castañas de Pará, ambas de sabor suave y textura cremosa.

Lavar bien las frutas secas y colocarlas en remojo por un mínimo de 5 horas y un máximo de 12.

Escurrir bien el agua y descartarla. En el caso de las almendras, es mejor quitarles la piel marrón.

Colocar en una licuadora las frutas secas y el agua, respetando la proporción de: 1 taza de frutas secas, 3 tazas de agua mineral.

Licuar muy bien y luego exprimir con una malla. Es preferible usar una de material sintético, porque son más fáciles de higienizar.

Exprimir muy bien el licuado y tratar de obtener la mayor cantidad de leche.

No desechar la pulpa, ya que puede utilizarse en otras preparaciones.

 

VEGETARIANOS FAMOSOS

Muchos personajes celebres de la humanidad han sido vegetarianos y esporádicamente han practicado el crudivorismo, entre ellos:

Hipócrates

Mahatma Gandhi

Leonardo da Vinci

Miguel Angel

Plutarco

Pitágoras

Einstein,

Thomas Alva Edison

Bernard Shaw

León Tolstoy

Benjamín Franklin

Voltaire

Albert Schweitzer

Paul MacCartney

Bob Marley

la Reina Sofia

Seguidores de la comida cruda:

Demi Moore (embajadora del raw food por excelencia)

Katie Holmes

Natalie Portman

Sting